“Galletas de la Abuela” la mejor repostería artesanal elaborada con recetas tradicionales

www.leaderoriente.com/images/stories/blanco%20junco%20certif%20final%2021.jpg width=234 height=187 >CON LA AYUDA DEL CONSORCIO PARA EL DESARROLLO RURAL DEL ORIENTE DE ASTURIAS A TRAVÉS DEL EJE LEADER, LA EMPRESA BLANCO JUNCO, C.B. AMPLÍA Y MODERNIZA SUS INSTALACIONES.

Blanco Junco, C.B. fundada por el matrimonio Ángel Blanco y Mª Antonia Junco (Toña), es una empresa creada como panadería en el año 1996, que posteriormente se transforma en fábrica de repostería, asentada en el pequeño núcleo rural de Sardalla en Ribadesella.

La empresa familiar a la que también se ha incorporado su hijo Iván, utiliza un proceso de elaboración artesanal propio basado en recetas tradicionales y materias primas naturales sin aditivos. Tal es así, que su producto estrella, las famosas “Galletas de la Abuela”, se elaboran según una receta asturiana heredada de la abuela de Toña, lo mismo que los diversos tipos de bizcochos, tartas de chocolate, magdalenas y pan de centeno.

La inquieta Mª Antonia, que como nos comenta lleva en la sangre la repostería heredada de su madre y su abuela que eran grandes reposteras, es el alma de la empresa. De sus años de emigrante en Suiza junto a su marido y su hijo Iván trajo entre otras, la receta de su famosa tarta de chocolate.

Tras una larga trayectoria de 16 años en el sector y ante el constante incremento de la demanda del producto, la empresa presentó una solicitud de ayuda al LEADER para la ejecución de las inversiones de ampliación y modernización. El proyecto de ampliación y permitió la adecuación del local para la instalación de nueva maquinaria que ha permitido modernizar el proceso productivo e incrementar la producción manteniendo su método de elaboración de productos tradicionales de calidad de un modo más eficiente.

Las Galletas de la Abuela gozan de un excelente prestigio labrado a lo largo de los años y son un referente gastronómico en la zona, contando con la “T” de Calidad en Destino, demostrando que se pueden desarrollar actividades de transformación en el sector agroalimentario conservando los métodos tradicionales de elaboración.

Sus productos se comercializan en mercados regionales y nacionales a través de venta directa o a través de empresas distribuidoras, también se pueden realizar pedidos a través de Internet.

<< volver