El núcleo rural “La Tahona de Besnes” de Alles apuesta por la eficiencia energética y las energías renovables

EL LEADER APOYA LA UTILIZACIÓN DE BIOMASA PARA IMPULSAR UN TURISMO RURAL MAS VERDE SOSTENIBLE Y VIABLE. Rehabilitado en los años 80 por el Principado de Asturias para impulsar el por entonces novedoso turismo rural en nuestra comarca, el núcleo de turismo rural “La Tahona de Besnes” en Peñamellera Alta, se renueva bajo nueva administración y apuesta decididamente por un turismo más verde y sostenible con un proyecto para la mejora de la eficiencia energética y la implantación de energías renovables de Biomasa en sus instalaciones.  

 

La nueva administración, a cargo de Pilar y Asunción Serrano, está acometiendo desde el 2011 un ambicioso plan de inversión para la adecuación del complejo a las necesidades actuales del sector, procurado ante todo respetar la esencia original sin renunciar a las comodidades de sus usuarios, habiendo incorporado ya una amplia terraza acristalada al restaurante y acometido diversos arreglos en el resto de las instalaciones.

 

Dado que el actual sistema de generación de calor del complejo turístico conlleva altos costes de consumo en combustibles fósiles, que afectan a la rentabilidad del negocio y les impiden ser competitivos en temporada baja, la promotora planteó al LEADER un proyecto para la mejora de la eficiencia energética y la implantación de energías renovables en todos los alojamientos del núcleo rural. La inversión plantea sustituir los actuales sistemas de calefacción de propano y gasóleo, por otros sistemas de consumo de BIOMASA. La inversión incluye también obras de sustitución de la carpintería y la instalación de ventanas con doble cristal de aislamiento térmico para mejorar la eficiencia energética en los alojamientos.

 

Con la incorporación de energías renovables se contribuye a mejorar la viabilidad económica de los alojamientos, disminuyendo considerablemente los costes de explotación y ayudando a ser más competitivos en temporada baja.

 

Según datos aportados por el IDAE (Instituto para la diversificación y Ahorro de Energía), el cambio de propano a pellets (Biomasa) permite conseguir ahorros en torno al 58%, mientras que en el caso del cambio de gasoil a pellets estos estrían en torno el 61%. En los últimos años, el incremento en el precio de combustibles fósiles ha sido constante, mientras que por el contrario el coste de la biomasa se ha mantenido estable y se prevé que en el futuro disminuya o se mantenga al tratarse de una materia prima renovable disponible en grandes cantidades.

 

La ayuda financiera del programa LEADER aprobada tuvo en consideración, no solo mejora la eficiencia energética y la calidad del servicio desde el punto de vista del impacto ambiental y la sostenibilidad del núcleo rural, sino también el carácter demostrativo del proyecto como ejemplo para mejorar la competitividad del sector de turismo rural del oriente de Asturias, que contribuye a su proyección como turismo verde, sostenible y viable en una comarca de alto valor natural y cultural en el entorno del Parque Nacional de los Picos de Europa

 

<< volver