La Gloria del Sueve: un proyecto de turismo familiar en Montealea

La falta de población infantil en la zona rural es cada vez mayor. El Consorcio para el Desarrollo Rural del Oriente de Asturias, a través del LEADER+ está facilitando el asentamiento de matrimonios jóvenes que inician en lugares no explotados actividades de las que hacen su forma de vida. Además de asentar población, crean una oferta de calidad no existente hasta el momento.
Cambiaron la gran ciudad por un proyecto de turismo rural en la comarca del Oriente de Asturias. Lo dejaron todo para instalarse en Montealea (Parres). Alfonso Calvo y Silvia Sáenz, un joven matrimonio de Madrid, decidieron un buen día dar un giro total a su vida, donde el trabajo y el estrés de la gran ciudad consumían casi todo su tiempo.

Él abogado, ella economista y ambos en activo, decidieron un buen día buscar una vida más sosegada en Asturias. Conocían Ribadesella, de varios veraneos y comenzaron a buscar un lugar para levantar una casa de aldea donde, además de trabajar, pudieran vivir con sus tres hijos pequeños. «El turismo rural nos encantaba. Lo dejamos todo y vinimos. El niño pequeño tenía cuatro meses», comenta Silvia. Buscaron y finalmente se quedaron con una antigua casa en la localidad parraguesa de Montealea con unas vistas impresionantes. Nada más decidirse se pusieron a trabajar en su proyecto y comenzaron a buscar posibles ayudas. Acudieron a las dependencias del Consorcio para el Desarrollo Rural del Oriente de Asturias, en Benia de Onís. «Preparamos un buen informe sobre el proyecto entre los dos y lo presentamos al Leader Plus», explicó Silvia. Tenían mucho a su favor para lograr una ayuda del LEADER+: se trataba de una familia numerosa que asentaba población en un núcleo rural en el que apenas hay niños y con pretensiones de levantar una casa de aldea de calidad, con tres trisqueles.
Además, la oferta que ellos querían cubrir no existía en el entorno elegido.
Pero Alfonso y Silvia, querían conocer a fondo el sector en el que se iban a iniciar. Él se puso a trabajar de peón en las obras de su propia casa, para conocer perfectamente cómo estaba hecha.
Desde que llegaron a Asturias pasaron un par de años hasta que se mudaron a Montealea y mientras, los dos hicieron trabajos que nunca antes habían hecho. Ella estuvo un tiempo en la cocina de un restaurante de El Carmen (Ribadesella) y él de camarero.
Ahora Rodrigo, Jimena y Diego tienen 10, 6 y 3 años respectivamente y acuden desde Montealea al colegio a Ribadesella.
«Están muy contentos aquí. En el pueblo sólo hay una niña y nos han acogido bien», explica Silvia desde la galería de la casa de Montealea desde la que se contempla un paisaje espectacular.
Su negocio se llama «La Gloria del Sueve» y a partir de esta semana estará lista su página web en Internet en la dirección «lagloriadelsueve.com».
«Estar aquí es estar en la gloria, de ahí vino el nombre», comentó la empresaria de turismo rural.
Están tramitando la categoría de tres trisqueles para la casa y están moviéndose para estar dentro de los colectivos y asociaciones de turismo rural, además de querer introducir su casa en las páginas de Internet sobre turismo rural en Asturias.
También se están moviendo para poner internet vía satélite entre varios vecinos y teléfono fijo. «La gloria del Sueve» tiene varias habitaciones dobles con baño y dan desayunos y cenas a los clientes que lo deseen.
Echan de menos a la familia que tienen en Madrid, pero reconocen que ahora pueden disfrutar más de los niños. Ahora, una vez asentados ya tienen hasta su propia huerta. El Consorcio para el Desarrollo Rural del Oriente de Asturias decidió respaldar su proyecto a través del programa LEADER+. Les concedieron el 36% del importe del proyecto que querían poner en marcha y que hoy es ya una realidad en Montealea. «Nos atendieron muy bien, un sobresaliente; fueron varios meses tramitando cosas, pero ha valido la pena», comentó Silvia. La tranquilidad del lugar es absoluta y en sus planteamientos iniciales está el ser un lugar tanto de turismo familiar, como de aquellas personas que buscan principalmente esa tranquilidad, incluso durante un estancia prolongada. «La Gloria del Sueve» está ubicada en plena montaña, pero a poco tiempo de la playa, por lo que permite estar inmerso en un completo ambiente rural y , a la vez, a poco tiempo en coche tanto de las playas como de villas de entidad y con más servicios en la comarca como Arriondas o Ribadesella. Por el momento están cumpliendo los objetivos que se habían fijado, aunque la empresaria de turismo rural aseguró que la mayor satisfacción es saber que la gente que se aloja allí «se siente como en casa».

Vistaleaderoriente.com/images/stories/vistadelacasa.jpg mce_src=images/stories/vistadelacasa.jpg>

Vistaleaderoriente.com/images/stories/vistadesdelacasa2.jpg mce_src=images/stories/vistadesdelacasa2.jpg>

<< volver