Cirilo Sánchez, pastor jubilado y vicepresidente de la Asociación de Mayores de Onís

Cirilo Sánchez Sadia, es el típico hombre afable de pueblo, excelente  relaciones publicas y con una vida digna de ser contada con todo tipo de  detalle.. Actualmente, jubilado ya de su actividad de pastor, es el  Vicepresidente de la Asociación de Mayores de Benia. Nos habían comentado que  tenía mucha miga, pero la realidad supera la ficción, su vida merece la pena ser  recordada como ejemplo de lucha , de superación y de superviviente de una guerra  que partió es dos España, la Guerra Civil.

¿Cómo fue su vida como  pastor?

La vida del pastoreo era muy dura, pero yo personalmente era feliz, en el  monte con el ganado. Nací en Caín, entre cabras ovejas y vacas. Desde que empecé  a andar ya estaba con el ganado. Mi pueblo era muy pobre, todo lo que  necesitábamos lo teníamos que arrancar del terruño. Con 4 o 5 años, comencé a  cuidar la ganadería ,las cabras me pasaban por encima. Íbamos a un lugar de  Caín, donde sólo pastoreaba mi familia, durante el día estaba sólo y por la  noche, venía a dormir conmigo una persona mayor. Allí estaba desde principios de  Mayo a finales de Octubre.

¿En qué ha cambiado la vida de los pastores?

No tiene nada que ver. Hoy se puede decir que no hay pastores, como digo yo,  son pastores de cocina, empezando por mis propios hijos. Dejan el ganado en el  puerto y van de vez en cuando a verlo, y claro, cuando van se encuentran con que  el lobo ha matado varias reses. El pastor tiene que dormir con un ojo abierto y  otro cerrado. Yo crié 9 hijos y todo lo sacábamos del monte, con el ganado,  haciendo quesos y vendiendo ganado viejo que entonces valía dinero.

Con 89 años usted vivió la Guerra Civil.¿Como cambió su vida aquel triste  acontecimiento?

Por completo. Cuando empezó yo estaba haciendo el Servicio Militar en La  Coruña, me encargaba de la caballería. Como premio por haber domado una mula muy  rebelde me dieron un mes de permiso. Yo estaba muy contento por que tenía una  medio novia en Caín y así podía estar con ella. Cuando llegué a Caín me encontré  con que estaba tomado por el Ejército Republicano, como venía de la mili me  detuvieron por espía de los facciosos. Me cogieron y me llevaron a Llanes. Me  metieron en la celda número 1,con otros 14 presos.
En un principio querían  tirarme dos tiros, decían que estaba afiliado a La Falange, yo no sabía ni que  era eso, con decir que el primer coche que vi fue en Coruña, cuando hacía la  mili .En Caín estábamos incomunicados, no teníamos radio, y la prensa claro no  nos llegaba.
Así que yo para defenderme le dije :” Mira no me pegues dos  tiros que me tienes detenido injustamente ,guárdalos para cuando encuentres a  alguien que tenga una pistola como tú.” Me pegó una patada en el trasero que aun  me duele hoy. La única que recibí en la vida.

¿Cuánto tiempo permaneció allí?

Tres meses incomunicado ,hasta que un día se me ocurrió escribir un papel. En  el ponía que yo no tenía ningún motivo para estar en la cárcel, que era un  ciudadano normal que había ido por mi turno al ejército. Me ponía a su entera  disposición para que me llevaran donde quisieran pero que me sacaran de la  cárcel. El papel se quedó por la celda .Pasado un tiempo relevaron la guardia de  la cárcel, antes de hacerse cargo nos sacaron a todos al patio y registraron las  celdas. Así encontraron mi escrito.
Al día siguiente me llamaron de la  oficina. Yo ya pensaba que era para fusilarme, en el tiempo que permanecí allí  sacaban todas las noches a 4 o 5 presos y los fusilaban. Me presenté en la  oficina y me encontré con que tenía allí mi papel. Me preguntaron si yo había  escrito eso y si estaba convencido de lo que decía .No se por que motivo me  creyeron y me soltaron.
Me fui a Caín, pero al llegar los republicanos me  volvieron a coger y esta vez me enviaron a Oviedo, allí estuve hasta que terminó  la guerra de Asturias.

¿Ahí terminó su etapa en la guerra?

Ahí comenzó la segunda etapa en esta ocasión como combatiente con los  nacionales.
De Oviedo volví a Coruña, me mandaron presentarme en el  regimiento al que pertenecía, ingresé en el Ejército Nacional en Octubre del  37.
Luché por toda España en todos los frentes. Estaba en un batallón de  choque. Luchábamos las primeras horas ,vencíamos o nos vencían, después  continuaban los demás batallones que estaban detrás .Nosotros dábamos el primer  asalto. En la Batalla del Ebro de 700 soldados que comenzamos la contienda nos  salvamos 7.En ocasiones entre batalla y batalla pasaban muchos días inclusos  meses. Nos quedaba mucho tiempo libre y lo pasábamos bien. Así estuve hasta que  en Julio del 39 me licencié y volví al pueblo.

¿En qué momento de su vida decidió venir a vivir a Benia de Onís?

leaderoriente.com/images/stories/cirilo.jpg mce_src=images/stories/cirilo.jpg alt=Cirilo Sanchez>Es una historia curiosa. Cuando regresé del frente me casé con una pastora de  Bulnes y nos fuimos a vivir a Caín. Cuando se terminó la guerra me hicieron  Alcalde de Caín .En aquel tiempo había lo que se llamaba intendencias, lo que se  cosechaba en el pueblo se llevaba a un almacén y se repartía entre todos los  vecinos. Era el racionamiento, pero había muchos problemas para hacer las cosas,  todo eran enfrentamientos. Esto hacía mi trabajo insoportable.
Yo pertenecía  a la Provincia de León, y el Alcalde que allí había era muy amigo mio ,ya que  habíamos estado juntos en el ejército. Así que le dije: “Mira Diego a mí me  tenéis que sacar de Alcalde”, es más le dije “Me echáis o me suicido”. Me dijo  que la única forma que había para cesarme era que me cambiara de residencia  ,vamos que me tenía que ir de Caín. Así que en el año 46 me vine a Benia con el  ganado y con 5 hijos que ya tenía.

Creo que también fue uno de los primeros Guías de Montaña de esta  zona.

Ya en Benia me situé con mi ganado en Ario, y estando en mi cabaña, en el año  47 comenzó a llegar algún turista. Como yo soy muy abierto ,todos venían a mi  cabaña.Poco a poco fueron llegando más turistas ,muchas noches yo daba cama a  montañeros que venían muy cansados del monte.
Un día fue por allí el Tesorero  de la Diputación Provincial de Oviedo, hablando le dije :”Aquí hace mucha falta  un refugio, porque hay mucha gente los pastores no podemos recogerlos a todos y  duermen a la intemperie”,
Ël lo comentó al Presidente de la Diputación y un  día me llamaron y me citaron en Oviedo Me pidieron que ayudara a hacer el  refugio y así en el año 57 comenzamos la construcción, tardamos tres años en  hacerlo ya que sólo podíamos trabajar en verano.
Yo quedé de guarda de  refugio hasta que me volvieron a llamar para presentarme a la oposición de Guía  de Montaña .Nos presentamos siete de por aquí y yo saqué el número uno .Así me  hicieron Guía Oficial, pero al mismo tiempo seguía con el ganado. Ordeñaba las  cabras y las ovejas por la mañana y luego me iba con los turistas por Los Picos.


Y ahora, tras una vida de tanto trabajo a sus casi 89 años se encarga  de la Asociación de Mayores de Benia de Onís.¿ No se cansa de trabajar?.

Me gusta estar activo. Soy el Vicepresidente, pero la Asociación la llevo yo.  Hasta hace unos meses que nos han cedido un local encima del Consultorio Médico,  la oficina estaba en mi casa. En Abril hemos cumplido un año y la experiencia ha  sido positiva. El año pasado hicimos una excursión a Salamanca,un curso de  gimnasia,clases de memoria, de informática y una pequeña obra de teatro.Como la  cosa funcionó este año repetiremos estas actividades. Además ahora contamos con  algunas subvenciones y no sólo con el dinero del las cuotas de los socios, tres  euros al mes.
En total somos 284 socios, principalmente de Benia aunque hay  socios de otros munic

<< volver